miércoles, 16 de septiembre de 2009

Precarización en el ARBA


En el Call Center de ARBA trabajamos alrededor de 200 estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP. A pesar de que el call se sostiene con nuestro trabajo (ya que todos los operadores somos pasantes) no se nos reconoce ningún derecho laboral, pero si muchas obligaciones.
En cuanto a las obligaciones, a nosotros nos califican por casi todo: tiempo de conexión, minutos por llamada, cantidad y duración de recreos, calidad de las respuestas, asistencia, tenemos un examen mensual, etc. Sin embargo, en cuanto a los derechos: somos trabajadores en negro (muchos trabajamos hace 4 años), no tenemos aportes ni aguinaldo, no tenemos fecha de cobro (a veces pasan más de 50 días entre un sueldo y otro), nuestra remuneración no se actualiza hace 2 años, no tenemos derecho a huelga ni a organización sindical, entre otros. Por si esto fuera poco, nuestra remuneración consiste en un básico de $516 con incentivos (hasta $330) y presentismo ($100); pero si faltamos por enfermedad, vacaciones o examen (reconocidos por la ley de pasantía Nº 26.427) automáticamente perdemos al incentivo; si además nos tomamos pre-examen (también reconocidos en dicha ley) perdemos además los incentivos (la asistencia resta en nuestra calificación, y dejamos de ganar $430).
Por su parte la facultad es cómplice y participe de este sistema de explotación, no se preocupa por que mejoren nuestras condiciones laborales y siempre amenaza con no renovar el convenio con ARBA dejándonos a todos sin trabajo, por ejemplo como anuncio Martin Masson (tutor de la pasantía) el 07/07/09, fecha en que se firmo el ultimo contrato que concluye en diciembre de 2009.

1 comentario:

Alejandra dijo...

Pues la verdad esas situaciones no solo se presentan allá aqui en la Universidad también uno es el "pasante" pero lo que resulta siendo uno es la sirvienta la verdad aqui hay que lavar hasta los platos, y todo con la excusa de que está empezando y hay que aprender a ser, que me pregunto, sera esclavo.

Gracias